Seguidores

12.8.11

Tutorial: cómo abrochar las pulseras de macramé

Hace unos días recibí un email de una persona que me preguntaba sobre la forma de hacer los cierres para estas pulseras. La verdad es que debí hacer este tutorial hace tiempo, pero se me había olvidado completamente...

Se puede hacer de varias formas, pero a mí la que más me gusta es la que se ve en las fotos de arriba: un ojal en un extremo y dos trenzas en el otro. No es complicado de hacer, le da un acabado más fino, y tiene la ventaja de que es más cómodo si no quieres llevarlas siempre puestas.

Normalmente se usan los hilos doblados a la mitad. En el ejemplo de las siguientes fotos voy a hacer una pulsera de 6 hilos. He cortado 2 azules y uno blanco de 1,80m., para que doblados me queden 4 hilos azules y dos blancos de unos 90 cm. de largo.

Se empieza haciendo el ojal.
Para ello hay que atar los hilos sin doblar a un afiler en la zona en que debería quedar el ojal. Es decir, si hemos dicho que medían 1,80 m., lo ataremos sobre los 90 cm. (no hay que apretar demasiado ya que habrá que desatarlo después). 
Con uno de los hilos haremos nudos simples, uno hacia la izquierda y el siguiente hacia la derecha, hasta que tengamos hecho un trocito de un par de cm.
.
Es importante que sean nudos simples (a diferencia que en la pulsera propiamente dicha, que son dobles) y que cada uno vaya en dirección opuesta, para que no nos quede un cordoncillo con una espiral (que es un efecto muy chulo para otras cosas, pero que para el cierre no nos viene nada bien).

A continuación, se deshace el nudo que habíamos hecho al principio y se dobla por la mitad el cordoncillo, sujetándolo del alfiler.  Con uno de los hilos hacemos un nudo simple alrededor de todos los demás.
Una vez acabada la pulsera, se hacen dos trenzas con lo que haya sobrado, y listo ;)

Por cierto, es aconsejable que el hilo con el que vamos a hacer los nudos del ojal sea unos 15 cm. más largo que el resto, para no correr el riesgo de quedarnos cortos más adelante. Tampoco es que eso fuera un problema insalvable, porque se pueden empalmar los hilos en caso de necesidad, pero es un latazo.
En otra ocasión explicaré la forma de hacerlo -si es que no se me vuelve a ir el santo al cielo, claro... pero en ese caso siempre podeis darme un tirón de orejas via email :P

6 comentarios:

  1. qué buena idea lo del ojal, yo cuando hacía de estas pulseras de pequeña, hacía trenzas a los dos lados y luego me las ataba. Pero claro, la trenza se iba rompiendo con el roce, y el nudo es mucho más resistente.

    ResponderEliminar
  2. HOLA quisiera aprender a hacer la pulsera del yin yang se ve bonita

    ResponderEliminar
  3. Hola, yo tambien quiero aprender a realizar la pulsera del ying yang, ojala pongas un tutorial.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mil gracias, tenîa mucho tiempo buscando esta têcnica.
    Saludos desde Francia.

    ResponderEliminar